Azoospermia y Embarazo

Azoospermia y Embarazo

/ Instituto Europeo de Fertilidad
Azoospermia y Embarazo

Azoospermia y Embarazo

¿Qué es la Azoospermia?

La azoospermia no presenta síntomas como puedan ser dolor, molestias, hinchazón, etc. Por esta razón, existen muchos hombres que no saben si presentan o no azoospermia hasta que llevan un año buscando el embarazo sin éxito y acuden a una Clínica de fertilidad.

Es importante matizar que existe diferencia entre azoospermia (falta de células espermáticas en el semen tras el orgasmo) y aspermia (falta total de semen).

Tener azoospermia no significa necesariamente que un hombre no pueda tener hijos. Para los hombres con azoospermia obstructiva, es posible recoger una muestra de esperma que será utilizada para lograr el embarazo con técnicas de reproducción asistida.

¿Cómo diagnosticamos la azoospermia?

La forma de saber si un hombre presenta azoospermia es realizando un estudio completo de una muestra de semen, hacer un seminograma, también conocido como espermiograma o análisis seminal.

En esta prueba, la muestra deberá ser obtenida tras un periodo de abstinencia eyaculatoria de unos 3 a 7 días aproximadamente.

Una vez obtenida la muestra en bote estéril, analizamos en el laboratorio del Instituto Europeo de Fertilidad y realizamos el conteo de espermatozoides.

  • Azoospermia: Si el recuento es igual a cero espermatozoides/ml de eyaculado.
  • Oligospermia: Menos de 15 millones de espermatozoides/ml.
  • Criptozoospermia: Menos de 100.000 espermatozoides/ml.

Tipos de Azoospermia

En función de la causa que la produzca, podemos definir dos tipos principales de azoospermia:

  1. Obstructiva.
  2. Secretora.


Azoospermia Obstructiva

La Azoospermia obstructiva aparece cuando la ausencia de espermatozoides va asociada a problemas en los conductos seminales, no en la producción espermática.

El hombre produce espermatozoides, pero no pueden ser eyaculados debido a una obstrucción en el epidídimo, conductos deferentes o uretra que impiden que los espermatozoides formen parte del eyaculado.
Azoospermia Secretora, no obstructivas

Se caracteriza por la incapacidad para producir esperma, o la producción de espermatozoides en cantidades muy bajas. Algunas de las causas de las azoospermias  no obstructivas pueden incluir desequilibrios hormonales, medicamentos y enfermedades subyacentes. Una causa frecuente de azoospermia no obstructiva son los tratamientos oncológicos con fármacos quimioterápicos.

Azoospermia y embarazo

La azoospermia provoca grandes problemas en la fertilidad masculina e imposibilita tener hijos de forma natural.

Si la azoospermia obstructiva no es reversible y no se puede aplicar una intervención quirúrgica que repare el conducto, es necesario recurrir a la reproducción asistida para conseguir el embarazo.

La biopsia de testículo es una de las opciones que tienen los hombres con azoospermia obstructiva para poder disponer de espermatozoides y la opción a tener hijos biológicos.

Puesto que el problema no recae en la producción de espermatozoides, podemos obtenerlos directamente del testículo para emplearlos en un proceso de fecundación in vitro (FIV ICSI) (inyección intracitoplasmática de espermatozoides).

Existen dos procedimientos para realizar la extracción de espermatozoides:

  • MESA (Microsurgical Epididymal Sperm Aspiration): Se utiliza en pacientes con un bloqueo en el tracto reproductivo.
  • PESA (Percutaneous Epididymal Sperm Aspiration): Esta intervención es sencilla.

Consulta con el Instituto Europeo de Fertilidad ante los primeros síntomas de infertilidad

Nuestra clínica y todo el equipo que lo formamos estamos comprometidos con la excelencia y el trato personalizado a cada una de nuestras pacientes. 

Cada paciente es única y así enfocamos nuestro trabajo hasta conseguir el embarazo con éxito

José Manuel González Casbas. Ginecológo especialista en Reproducción Asistida

José Manuel González Casbas

Ginecólogo especialista en Reproducción Asistida

Miembro de la Sociedad Española de Fertilidad

Instituto Europeo de Fertilidad