¿Cuándo contactar con tu médico durante el embarazo?

¿Cuándo contactar con tu médico durante el embarazo?

/ Instituto Europeo de Fertilidad
¿Cuándo contactar con tu médico durante el embarazo?

¿Cuándo contactar con tu médico durante el embarazo?

Tu cuerpo está cambiando tan deprisa que a veces resulta difícil decidir si lo que te pasa es "normal" o no. Si no estás segura de la gravedad de un síntoma, si no te sientes como de costumbre, o si estás preocupada por algo, confía en tu instinto y llama al Instituto Europeo de Fertilidad. Si hay algún problema, recibirás ayuda inmediatamente. Si está todo bien, te quedarás más tranquila.

Cuando estás embarazada, a menudo tienes síntomas que son nuevos para ti o que te resultan incómodos, como por ejemplo náuseas o acidez estomacal. Por regla general son molestias pasajeras, y no son causa de alarma. Sin embargo, algunos síntomas pueden indicar un problema más importante y, en ese caso, lo mejor es llamar a tu médico inmediatamente.

Ten en cuenta que algunos de estos síntomas pueden ser más o menos urgentes, dependiendo de en qué etapa del embarazo te encuentres y de tu historial médico.

A continuación te ofrecemos una lista con síntomas que pueden indicar que hay alguna complicación:

  • Tu bebé se está moviendo menos de lo habitual (una vez que comienza a moverse con frecuencia). Pregúntale a tu médico si debes monitorizar la actividad de tu bebé. El médico te puede dar instrucciones específicas de cómo contarlas y cuándo llamar.
  • Tienes dolores o molestias abdominales severas o persistentes.
  • Tienes hemorragia vaginal o pérdidas de sangre.
  • Notas un aumento del flujo vaginal o cambio en la apariencia del flujo, por ejemplo, se vuelve acuoso, mucoso o sanguinolento. Después de las 37 semanas de embarazo, el aumento de la secreción mucosa es normal y puede indicar que pronto te pondrás de parto, es lo que llamamos la expulsión del tapón cervical.
  • Sientes presión en la pelvis (sensación de que el bebé está empujando hacia abajo), dolor en la parte inferior de la espalda (especialmente si este problema es nuevo para ti), dolores similares a los menstruales o dolor abdominal, o cuentas más de cuatro contracciones por hora (incluso si no duelen) antes de las 37 semanas.
  • Notas molestias importantes orinar, o que orinas poco o nada.
  • Tienes vómitos severos o persistentes, o vómitos acompañados de dolor o fiebre.
  • Tienes escalofríos o fiebre (38), o más alta.
  • Notas trastornos visuales como visión doble, visión borrosa, nublada...
  • Tienes dolor de cabeza continuo e intenso, o dolor de cabeza acompañado de visión borrosa, dificultad al hablar o pérdida de la sensibilidad.
  • Observas hinchazón en la cara o alrededor de tus ojos, hinchazón pronunciada en las manos, hinchazón fuerte y repentina en los pies o tobillos, o rápido aumento de peso (más de 2 kilos en una semana).
  • Calambres persistentes e intensos en las piernas, o dolor en las pantorrillas que no mejora cuando flexionas el tobillo y levantas los dedos del pie o caminas un poco, o notas una pierna mucho más hinchada que la otra.
  • Has sufrido un golpe importante en el abdomen.
  • Tienes desmayos, mareos frecuentes, latidos rápidos o palpitaciones.
  • Te cuesta respirar, expulsas sangre al toser, o sientes dolor de pecho.
  • Padeces estreñimiento severo acompañado de dolores abdominales, o tienes una diarrea intensa que dura más de 24 horas.
  • Sientes picazón continua e intensa en el torso, los brazos, las piernas, las palmas de las manos o las plantas de los pies, o sientes que te pica en todo el cuerpo.
  • Estás expuesta a la gripe o presentas síntomas.
  • Exposición a una enfermedad infecciosa como varicela o rubéola si no eres inmune o si presentas síntomas de la infección.
  • Depresión o ansiedad severa.
  • Tienes cualquier problema de salud por el que normalmente llamarías a tu médico, aunque no esté relacionado con el embarazo (por ejemplo: tu asma empeora o tu resfriado, en lugar de mejorar, se pone peor).

Si estás preocupada por algún síntoma, pero no lo encuentras en esta lista, llama de todas formas, pues es preferible una consulta injustificada que dejar pasar un síntoma que puede ser relevante.

Contacta con el Instituto Europeo de Fertilidad y disfruta de la experiencia de ser Madre

Consulta con el Instituto Europeo de Fertilidad ante los primeros síntomas de infertilidad.

Nuestra clínica y todo el equipo que la formamos, estamos comprometidos con la excelencia y el trato personalizado a cada una de nuestras pacientes. 

Cada paciente es única y así enfocamos nuestro trabajo hasta conseguir el embarazo con éxito.

Alfonso de la Fuente. Director Médico del Instituto Europeo de Fertilidad

Alfonso de La Fuente

Director Médico del Instituto Europeo de Fertilidad

Miembro de Sociedad Española de Fertilidad

Etiquetado como: 
Fecundación In Vitro (FIV)