Cuidados durante el Embarazo. Primer Trimestre

Cuidados durante el Embarazo. Primer Trimestre

/ Instituto Europeo de Fertilidad
Cuidados durante el Embarazo. Primer Trimestre

Cuidados durante el Embarazo. Primer Trimestre

Una vez confirmado el embarazo comenzaremos a realizar el seguimiento del mismo mediante la programación de citas periódicas que nos permitan llevar un control exhaustivo del mismo y detectar a tiempo posibles problemas.

Durante la primera consulta que programemos hablaremos sobre todas las dudas que se te plantean a partir de este momento tan maravilloso.

Será un buen momento para hablar respecto a:

  • Síntomas comunes durante el embarazo como fatiga, acidez gástrica y venas varicosas.
  • Cómo manejar las náuseas del embarazo.
  • Qué hacer respecto al sangrado vaginal a comienzos del embarazo.

Es muy importante tomar suficiente ácido fólico cuando estás tratando de concebir y durante el primer trimestre de embarazo, ya que reduce significativamente el riesgo que tu bebé desarrolle defectos de nacimiento como la espina bífida.

Durante el primer trimestre de embarazo hay varios estudios prenatales que tu médico podría querer que realices, dependiendo de tu historial clínico. Estos estudios pueden dar información sobre el riesgo de síndrome de Down y otros problemas genéticos y defectos de nacimiento.

Uno de esos estudios es el análisis de células fetales en sangre materna, que es una técnica completamente inocua y que nos da una información muy importante y fiable sobre los cromosomas mas frecuentemente alterados en el embarazo. También es posible analizar las vellosidades coriónicas, que se hace entre las semanas 8 y 12 del embarazo o las células fetales contenidas en el liquido amniótico mediante la amniocentesis, aunque ésta se hace en el segundo trimestre, entre la semana 14 y 16 de embarazo.

Pruebas Prenatales durante el Primer Trimestre de Embarazo

Antes de realizar la primera visita, una vez confirmado el embarazo puedes empezar a anotar las preguntas que se te vayan ocurriendo. Infórmate sobre el historial médico de tu familia y de la familia del padre de tu bebé.

Durante esta primera visita determinaremos las pruebas prenatales necesarias para realizar un correcto seguimiento de tu embarazo y encontrar posibles problemas o infecciones a comienzos del mismo.

Las pruebas más comunes son:

  • Examen pélvico completo.
  • Citología vaginal y cultivos para buscar infecciones o problemas.
  • Revisión del peso.
  • Revisión presión arterial.
  • Análisis de orina para buscar azúcar o proteína.
  • Hemograma.
  • Determinación del grupo sanguíneo (factor Rh).
  • Serología de hepatitis (A, B o C), HIV y rubeola
  • Examen de enfermedades de transmisión sexual (sífilis, SIDA…)
  • Ecografía.

Mediante la realización de esta primera ecografía podremos tener una idea de la fecha probable de parto.

Pruebas genéticas

A todas las mujeres se les ofrecen pruebas genéticas para detectar defectos de nacimiento y problemas genéticos, tales como el síndrome de Down o anomalías del cerebro y la columna vertebral.

Recibirás asesoramiento por parte de nuestro equipo médico para ayudarte a comprender los riesgos y resultados de las pruebas.

Las mujeres que pueden estar en mayor riesgo de estos problemas genéticos abarcan:

  • Mujeres que han tenido un feto con problemas genéticos en embarazos anteriores.
  • Mujeres de 35 años en adelante.
  • Mujeres con antecedentes familiares de defectos de nacimiento hereditarios.

Cuidados durante el primer trimestre de embarazo.

Como decíamos anteriormente, ahora que hemos conseguido el tan soñado embarazo debemos seguir manteniendo una rutina saludable que nos ayude a estar en las mejores condiciones.

Evita el tabaco

Fumar aumenta el riesgo de complicaciones en el embarazo, incluyendo abortos, problemas en la placenta y parto prematuro. Fumar también retrasa el crecimiento del bebé en gestación.

Nunca es demasiado tarde para dejar de fumar. Cada cigarro que no enciendes le da a tu bebé la oportunidad de una mejor salud.

Evita las bebidas alcohólicas

Incluso una sola bebida alcohólica al día puede incrementar los riesgos de que tu bebé presente bajo peso al nacer o que desarrolle problemas de aprendizaje, habla, concentración, lenguaje e hiperactividad.

Evita actividades arriesgadas durante el embarazo

Algunas actividades, trabajos y pasatiempos pueden ser peligrosos para tu bebé en desarrollo y deberías evitarlas por el momento.

Si te encuentras expuesta de forma rutinaria a químicos, metales pesados (como el plomo o el mercurio) o a algunos agentes biológicos o a radiaciones, como puede suceder en algunos empleos médicos y de laboratorio, necesitarás hacer cambios lo más pronto posible.

Evita alimentos peligrosos

Durante el embarazo es especialmente importante evitar ciertos alimentos que pudieran contener bacterias, parásitos o toxinas, como carne poco cocida, quesos blandos sin pasteurizar y cualquier cosa que contenga huevos crudos. Asimismo, sushi o ceviche hechos con pescado crudo y otros mariscos, pescado que contenga grandes cantidades de mercurio y verduras crudas sin desinfectar.

No te preocupes si no puedes comer de forma muy equilibrada durante el primer trimestre de embarazo, ya que las náuseas podrían dificultarlo.

Acuéstate temprano

Es posible que a principios de tu embarazo estés más cansada de lo que jamás te hubieras imaginado.

Beber agua

Durante el embarazo necesitas beber de 6 a 8 vasos de agua al día. Añade un vaso por cada hora de actividad ligera.

Cuándo llamar al médico durante el primer trimestre de embarazo

En el Instituto Europeo de Fertilidad realizamos un seguimiento exhaustivo a todas nuestras pacientes y siempre estamos a tu disposición.

Deberías consultarnos si durante tu embrazo:

  • Tienes sangrado o cólicos.
  • Tienes mayor flujo vaginal o con olor.
  • Tienes fiebre, escalofríos o dolor al orinar.
  • Tienes alguna pregunta o inquietud respecto a su salud o al embarazo.

Consulta con el Instituto Europeo de Fertilidad ante los primeros síntomas de infertilidad.

Nuestra clínica y todo el equipo que la formamos, estamos comprometidos con la excelencia y el trato personalizado a cada una de nuestras pacientes. 

Cada paciente es única y así enfocamos nuestro trabajo hasta conseguir el embarazo con éxito.

Alfonso de la Fuente. Director Médico del Instituto Europeo de Fertilidad

Alfonso de La Fuente

Director Médico del Instituto Europeo de Fertilidad

Miembro de Sociedad Española de Fertilidad