Diagnóstico y Tratamiento de las Enfermedades Uterinas

Diagnóstico y Tratamiento de las Enfermedades Uterinas

/ Instituto Europeo de Fertilidad
¿Cuáles son las principales enfermedades uterinas, su diagnóstico y su tratamiento?

En este artículo hablamos sobre la importancia del útero para la salud general de la mujer y el desarrollo de enfermedades uterinas que puedan ser causa de Infertilidad.

  1. ¿Cuales son las principales enfermedades uterinas?
  2. ¿Qué síntomas producen las enfermedades uterinas?
  3. ¿Cómo se realiza el diagnóstico de las enfermedades uterinas?
  4. ¿Qué tratamientos existen para las enfermedades uterinas?

¿Cuáles son las enfermedades más comunes del Útero?

Las enfermedades localizadas en el útero de la mujer son una de las principales causas de esterilidad e infertilidad.

Ante la imposibilidad de lograr el embarazo es cuando se detectan ya que en algunos casos los síntomas pasan desapercibidos o no se les presta demasiada atención.

Aproximadamente 1 de cada 10 mujeres entre los 18 a 50 años de edad tiene este tipo de problemas.

Por ello  es de vital importancia realizar un estudio y seguimiento ginecológico de manera periódica.

Todas las mujeres de 18 años de edad y las más jóvenes que son sexualmente activas deberían realizar este examen cada 1 ó 2 años.

Las principales enfermedades uterinas no cancerosas son las siguientes:

  1. Fibromas o miomas
  2. Ademiosis o endometriosis de la pared uterina
  3. Hiperplasia endometrial.
  4. Prolapso uterino.
  5. Adherencias intrauterinas.
  6. Cervicitis.
  7. Pólipos endometriales.
  8. Retrodesviación uterina.
  9. Sangrado uterino anormal.
  10. Síndrome de Asherman

¿Qué síntomas producen las enfermedades uterinas?

Los principales síntomas que nos harán sospechar de algún tipo de enfermedad relacionada con el útero son:

  1. Abdomen distendido
  2. Dolor en la zona pélvica.
  3. Necesidad de orinar constantemente o bien incapacidad para ello.
  4. Estreñimiento y acumulación de gases.
  5. Dolor durante las relaciones sexuales.
  6. Menstruaciones abundantes y prolongadas.

Las causas de las hemorragias anormales incluyen problemas hormonales, infecciones, problemas tiroideos, fibromas, pólipos, cáncer.

La patología más frecuente son los miomas uterinos, pero en ocasiones hay mujeres que no presentan ninguna molestia hasta que su tamaño es excesivo.

El tratamiento de los miomas dependerá del diagnóstico y del estado en que se encuentre el mismo (tamaño, posición, etc…).

Se debe verificar el tamaño y la zona donde se localizan, pues un mioma en el útero puede ser causa de patología reproductiva.

¿Qué opciones existen para su tratamiento?

Primero debemos tener en cuenta que cada mujer es diferente y por lo tanto cada caso médico es diferente, lo que puede ser una opción de tratamiento para una mujer puede no serla para otra.

Dependiendo de la gravedad de la sintomatología existen tratamientos para aliviar gran parte de los síntomas que causan estos problemas.

El primer paso será tener un diagnóstico acertado y preciso, no sólo que permita un tratamiento sintomático, es decir que alivie el dolor causado, sino que permita  erradicar el problema.

¿Cómo se realiza el diagnóstico de enfermedades uterinas?

Para realizar un diagnóstico correcto de qué problemas a nivel uterino están causando la sintomatología que presenta la paciente utilizamos distintas pruebas.

El primer paso es realizar una historia clínica completa.

Para obtener un historial clínico lo mas detallado posible realizaremos una serie de preguntas.

  • Analizar la formula menstrual y sus posibles alteraciones
  • ¿Qué síntomas tienes?
  • ¿Qué enfermedades graves has tenido?
  • ¿Qué operaciones has tenido en el pasado?
  • ¿Has estado embarazada?
  • ¿Estás tomando algún tipo de medicación?
  • ¿Qué enfermedades han sufrido tus familiares cercanos?
  • ¿Has tomado hierbas o productos de herbolario?
  • ¿Has tomado “remedios caseros”?

Es posible que tu médico te pregunte acerca de tu vida sexual y aunque esto pueda hacerte sentir incómoda es muy importante que sepa si hay algo que pueda relacionarse con la enfermedad.

Examen vaginal

El médico examinará el interior del cuello uterino y el útero.

Usará un espéculo para mantener las paredes de la vagina separadas durante el examen. A veces este examen es incómodo y es posible que sientas un leve calambre, pero generalmente no es doloroso.

Examen de Papanicolaou (Citología)

Durante el examen vaginal, el médico toma una muestra de células del cuello uterino. El examen es rápido y no duele.

Las células se envían al laboratorio donde serán examinadas. El examen es una forma de diagnosticar precozmente el cáncer del cuello uterino o la displasia, que es una condición que puede progresar hasta el cáncer.

Pruebas de laboratorio

Tomaremos una muestra de sangre y de orina que enviaremos a nuestro laboratorio.

Los resultados de estas pruebas nos darán mucha información acerca de tu salud general.

Exámenes con imágenes

  1. Ecografía vaginal
  2. Resonancia magnética nuclear (RMN)
  3. Tomografía computarizada (TAC) 

Estas imágenes nos ayudarán a obtener más información acerca de los posibles problemas.

Según tus síntomas, también es posible que necesitemos realizar:

  1. Biopsia endometrial.
  2. Legrado. 

Una vez realizado un estudio detallado de cuál puede ser la enfermedad uterina que está causando los problemas de fertilidad podremos tomar la decisión de qué tratamiento de Reproducción Asistida es el más adecuado.

Consulta con los profesionales en Medicina Reproductiva del Instituto Europeo de Fertilidad ante los primeros síntomas que te hagan sospechar que puedes estar sufriendo de un problema uterino que impide el embarazo.