Embriones congelados y éxito en Reproducción Asistida

Embriones congelados y éxito en Reproducción Asistida

/ Instituto Europeo de Fertilidad
Embriones congelados y exito en reproducción asistida

¿La congelación embrionaria (criopreservación) afecta las tasas de éxito?

Desde el uso de la vitrificación, como método de congelación embrionaria, algunos autores opinan que los embriones criopreservados tienen la misma o mayor probabilidad de implantación en comparación con embriones frescos.

Sin embargo, esto no es realmente así en todas la parejas. En 2016, nuestras tasas de embarazo con embriones congelados fue del 50% para las mujeres menores de 35 años y el 32% para todas las mujeres, incluidas las mujeres mayores de 38 años.

Por tanto, no cabe duda, que el hecho de poder congelar embriones en un ciclo de FIV hace aumentar las tasas acumulativas de gestación.

¿Por qué se decide criopreservar (congelar) todos los embriones?

En ocasiones, durante un ciclo de FIV los médicos pueden decidir retrasar la transferencia y congelar todos los embriones para realizarla cuando las condiciones sean las mejores.

Esto puede causar estrés en las pacientes, ya que están deseosas de seguir adelante con la transferencia de embriones, pero en determinados casos es conveniente diferir esta, congelando los embriones.

Hay dos razones principales por las que los médicos deciden congelar todos los embriones:

  • Aumentar las posibilidades de embarazo.
  • Riesgo para la salud de la paciente.

Conservación de los Embriones. Razones para retrasar la Transferencia.

Una de las razones principales por las que decidimos congelar todos los embriones es que el revestimiento del útero y la edad del embrión no están sincronizados.

  • El útero necesita estar debidamente preparado para aceptar un embrión de 5 días (Blastocisto) en el momento adecuado.
  • Si la hormona progesterona se libera demasiado pronto el revestimiento del útero no estará listo para aceptar un embrión.
  • Medimos los niveles de progesterona durante la estimulación de FIV y si el nivel de progesterona esta elevada, el endometrio y el embrión no se sincronizarán.
  • El endometrio estará demasiado adelantado cuando se coloca el embrión.

En este caso, escogeremos realizar la recuperación del óvulo, fertilizar los ovocitos pero congelar cualquier embrión evolutivo, para una futura transferencia que suele realizar unas semanas más tarde en el ciclo natural del paciente.

Una segunda razón por la que podemos optar por congelar todos los embriones es prevenir el síndrome de hiperestimulación ovárica.

  • Esto puede suceder si una paciente responde excesivamente a la medicación durante el tratamiento de Estimulación Ovárica.
  • El Síndrome de Hiperestimulación Ovárica puede ocurrir si se desarrollan folículos y el nivel de estrógenos de las pacientes es demasiado alto. En esta situación los ovarios se agrandan y el líquido puede acumularse en el abdomen. Las pacientes son observadas muy de cerca para evitar que esto suceda.

Además, si la paciente queda embarazada después de una respuesta demasiado alta  a la medicación, existe una mayor probabilidad de que esto se produzca.

Por lo tanto, si nos preocupa que este síndrome pueda ocurrir, procederemos  con la recuperación del óvulo y su fecundación in vitro, cancelando la transferencia y criopreservando todos los embriones.

La paciente vuelve al mes siguiente y tras una vuelta a la normalidad se su situación ovárica,  realizaremos la transferencia de embriones después de que el riesgo Hiperestimulación Ovárica ya no esté presente.

En Instituto Europeo de Fertilidad, monitorizamos los ciclos de FIV de las pacientes muy de cerca para maximizar las tasas de embarazo y minimizar el riesgo de hiperestimulación ovárica.