Fecundación In Vitro. Primer día después de la Fecundación

Fecundación In Vitro. Primer día después de la Fecundación

/ Instituto Europeo de Fertilidad
Fecundación InVitro Primer día después de la Fecundación

Fecundación In Vitro. Un día después de la fecundación in vitro.

¿Qué se observa al día siguiente de la fecundación?

Tras 17-20 horas de la inseminación, se observan los ovocitos bajo el microscopio invertido a 400x aumentos para detectar si se ha producido o no fecundación. Un ovocito fecundado o preembrión es aquel que presenta dos pronúcleos, correspondientes a los códigos genéticos femenino y masculino. Podemos encontrarnos con ovocitos fecundados correctamente, ovocitos no fecundados y ovocitos fecundados de forma anómala.

¿Puede apreciarse si hay anomalías en la fecundación?

En este momento se pueden detectar las fecundaciones anómalas, por ejemplo, que hayan entrado dos espermatozoides y que haya triple código genético.

Es importante detectar las fecundaciones anómalas ya que estos ovocitos se podrían dividir correctamente y dar lugar a embriones morfológicamente normales pero genéticamente anómalos que en ningún caso deben ser transferidos.

¿Se fecundan todos los ovocitos inseminados In Vitro?

No. En condiciones normales, con espermatozoides procedentes de eyaculado, la tasa de fecundación en FIV y en ICSI ronda el 70%.

El ciclo de FIV, aparte de intentar conseguir el embarazo,  es también diagnóstico, ya que nos permite observar directamente el proceso reproductivo y aporta información importante sobre el mismo, que permite orientar sobre el pronóstico de ese proyecto reproductivo.  A veces, nos podemos encontrar con tasas de fecundación bajas (5-20%) o incluso un fallo total en la fecundación.

¿Las anomalías cromosómicas en el embrión son más frecuentes en FIV que en la reproducción natural?

No de una forma significativa, a pesar de que hay revisiones que comunican un ligero aumento de dichas anomalías.

No debemos olvidar que la media de edad de las pacientes que se someten a una FIV para tener el primer hijo es superior a la población general, y por tanto el riesgo de anomalías en el embrión es mayor.

Tampoco el proceso de ICSI comporta en sí mismo un mayor riesgo de anomalías genéticas, a excepción de aquellas que serían atribuibles al semen que aporta el varón y que deberán ser descartadas, en la medida de lo posible, antes de hacer el tratamiento.

Consulta con el Instituto Europeo de Fertilidad ante los primeros síntomas de infertilidad

Nuestra clínica y todo el equipo que lo formamos estamos comprometidos con la excelencia y el trato personalizado a cada una de nuestras pacientes. 

Cada paciente es única y así enfocamos nuestro trabajo hasta conseguir el embarazo con éxito.

Doctor José Manuel González Casbas

José Manuel González Casbas

Ginecólogo especialista en Reproducción Asistida

Miembro de la Sociedad Española de Fertilidad

Instituto Europeo de Fertilidad

Etiquetado como: 
Fecundación In Vitro (FIV)