Malformaciones Uterinas como causa de Infertilidad

Malformaciones Uterinas como causa de Infertilidad

/ Instituto Europeo de Fertilidad
Infertilidad femenina causada por malformaciones uterinas

Infertilidad causada por malformaciones uterinas

Entre el 3-5% de las mujeres que sufren de problemas de esterilidad o pérdida recurrente del embarazo es debido a tener un útero con forma irregular o una anomalía congénita del mismo.

El útero humano se desarrolla como dos mitades separadas que finalmente se fusionan y es durante este proceso donde se pueden producir estas  malformaciones. El área de la fusión, conocida como tabique, se absorbe dejando un solo útero en forma de triángulo. Durante esta fusión se pueden producir varias anomalías que afectarán a la capacidad reproductiva de la mujer.

La forma del útero se asemeja a la de una pera invertida. La parte superior es ancha y se denomina cuerpo del útero, normalmente se encuentra inclinada sobre la vejiga urinaria y se separa de la parte inferior estrecha por una zona delgada, denominada segmento inferior.

Esta parte inferior se conoce como cérvix o cuello uterino y termina en la porción más profunda de la vagina. En el cérvix existe una pequeña apertura, llamada orificio cervical, por donde penetran los espermatozoides desde la vagina, siendo más accesible durante la ovulación, porque el moco cervical que contiene es mucho más líquido y elástico.

Principales malformaciones uterinas

La más frecuente es el llamado útero arcuato que no afecta los resultados reproductivos de forma significativa y que  consiste en un aumento del diámetro transverso del útero.
En aquellos casos en que el septo o el área de fusión de los dos hemiúteros no se absorbe completamente (utero septo o subsepto), se mantiene un tabique total o parcial en el interior de la cavidad, lo que hace que el riesgo de sufrir un aborto involuntario es mayor.

La buena noticia es que esto se puede corregir fácilmente durante un procedimiento de 30 minutos que no implica ninguna incisión. Después de la extirpación del septo, la capacidad reproductiva es similar a la de una paciente que nació con un útero normalmente formado.

La otra anomalía uterina frecuente es el útero bicorne en que la cavidad uterina es pequeña con una hendidura en la parte superior, lo que provoca que el útero tenga forma de corazón. Esto disminuye la fertilidad en menor grado, sin embargo, existe una mayor probabilidad de parto prematuro y la incidencia de parto mediante cesarea es mayor, ya que el bebé puede estar en una posición inadecuada.

Otras malformaciones uterinas:

  1. Agenesia o hipoplasia Mülleriana:  Se produce por la ausencia total de los conductos de Müller, sólo representa un 5-10% de las malformaciones uterinas. Son pacientes con ausencia de útero y en muchas ocasiones del tercio superior de la vagina (vagina corta).
  2. Útero unicorne: Se trata de la formación normal de sólo uno de los dos conductos. Dentro de las malformaciones tiene una prevalencia del 20%.

Estas anomalías se diagnostican generalmente durante una evaluación de los problemas reproductivos y se sospecha a menudo después de una histerosalpingografía, o ecografía.

Consulta con los profesionales en Reproducción Asistida del Instituto Europeo si tienes cualquier duda. Cada año, ayudamos a cientos de mujeres a conseguir su sueño de lograr un embarazo sano y feliz.

Repoducción Asistida en Madrid. Pide Cita Gratuita