Meditación para la Fertilidad 5. Meditación Zen

Meditación para la Fertilidad 5. Meditación Zen

/ Instituto Europeo de Fertilidad
Meditación para la Fertilidad 5. Meditación Zen

Meditación para la Fertilidad V. Meditación Zazen

La meditación Zen o el zazen es la esencia de la experiencia Zen budista. Originalmente llamada Dhyana en la India, la meditación Zen es un método muy simple de meditación, donde la postura correcta es muy importante.

Como realizar meditación Zazen

Antes de comenzar tu meditación, es necesario encontrar un lugar tranquilo y pacífico en el que no será molestada. La sala donde se practicará no debe ser demasiado oscura ni demasiado brillante, demasiado caliente o demasiado frío.

Posturas para Meditación Zazen

Hay diversas formas en que se puede practicar la meditación Zen. Tradicionalmente, se utiliza sólo la posición de loto completo o la posición de medio loto.

Si no somos demasiado flexibles también es posible, sin embargo menos recomendable, practicar Zazen arrodillada o sentada en una silla.

Zazen se practica sentado en un zafu, un cojín grueso y redondo, en el loto completo (Kekkafuza en japonés) o la posición de medio loto (Hankafuza en japonés). El propósito de este colchón es elevar las caderas, lo que obliga a las rodillas de estar firmemente apoyadas sobre el suelo.

De esta manera, el Zazen será mucho más estable y también cómodo.

Estas posturas pueden parecer incómodas y poco naturales para la mayoría de los principiantes, pero con la práctica, las piernas y caderas serán más flexibles, su mente se relajará y se encontrará en una postura bastante cómoda.

Posición de Loto para MeditaciónPosición de Medio Loto para Meditación

Si estas posturas son demasiado incómodas, trate de sentarse en seiza, la postura de rodillas tradicional utilizada en Japón.

El punto mas importante es mantener el cuerpo erguido y equilibrado; trata de no inclinarte en ninguna dirección, ni derecha ni izquierda, ni hacia adelante ni hacia atrás.

Cualquiera que sea la posición que elijas adoptar, asegúrate de que espalda y cuello se mantienen lo más rectos posible. 

Tira de tu barbilla un poco con el fin de erguir el cuello y tratar de "empujar el cielo" con la parte superior de la cabeza.

No debes estar ni demasiado tensa ni demasiado relajada mientras lo haces, trata de encontrar el equilibrio en la postura. 

Mantén la boca cerrada durante zazen; los dientes deben estar juntos y la lengua deben estar contra el cielo de la boca justo detrás de los dientes.

Como mantener los ojos y las manos durante la meditación

Tradicionalmente en el Zen, los ojos se mantienen abiertos durante la meditación. Esto evita soñar despierto o sentir somnolencia. 

Sin centrarse en nada en particular, dirija su mirada a un metro delante de usted en el suelo. Los ojos estarán “semi-abiertos”.

Al hacer zazen en un Dojo (sala de meditación), el meditador se sienta frente a una pared a fin de evitar distraerse con movimiento externo. Te sugerimos hacer lo mismo en casa.

La posición de la mano durante Zazen es la misma para el loto, medio loto, seiza y posiciones del sillón. 

  • Colocamos la mano izquierda en la derecha, y las palmas vueltas hacia el cielo. 
  • Ahora, hacer un óvalo tocando las puntas de los pulgares juntos para que sus pulgares se toquen entre sí.
  • Ambas muñecas debe descansar sobre los muslos.
  • El borde de las manos debe descansar contra tu vientre.
  • Mantén los hombros relajados.

Respiración en la Meditación Zazen

La respiración Zen no se puede comparar con ninguna otra, y es una parte fundamental de la práctica de Zazen.

La respiración correcta sólo puede lograrse a través de una postura correcta. Durante zazen, respira tranquilamente por la nariz y mantén la boca cerrada.

Trata de establecer un ritmo natural tranquilo, largo y profundo. Debes centrarte en la exhalación, mientras que la inhalación se realiza de forma natural.

Debes oir tu respiración al salir haciendo un ruido parecido al de los gatos al bufar. 

Rutina para Meditación Zazen

Es el momento de empezar nuestra sesión Zazen.

Para evitar la distracción, se recomienda que practiques frente a una pared (1 metro), como se haría en una sala de entrenamiento (Dojo) o en un monasterio.

  • Coloca tu zafu
  • Toma unos pocos minutos de respiración profunda.
  • Cierra tus manos en un puño con el pulgar dentro de tus dedos y el dorso de las manos sobre las rodillas, con los dedos hacia arriba.
  • Balancea tu cuerpo lentamente de izquierda a derecha tres o cuatro veces.
  • Coloca las palmas una contra la otra, como si rezaras e inclínate hacia adelante unos segundos como una señal de respeto a Buda y la enseñanza del Buda, o Dharma.
  • Coloca las manos en la posición Hokkaijoin, y mantén la espalda y el cuello rectos (empujar el cielo con la parte superior de la cabeza).

Como principiante, se aconseja practicar durante 15-30 minutos.

Una vez que hayas terminado tu sesión Zazen, debes permanecer sentada en el cojín con calma y en silencio durante unos momentos; no te apresures en ponerte de pie. Trata de no hablar durante unos minutos después de completar Zazen.

Vive la experiencia de ser madre

Consulta con el Instituto Europeo de Fertilidad ante los primeros síntomas de infertilidad.

Nuestra clínica y todo el equipo que la formamos, estamos comprometidos con la excelencia y el trato personalizado a cada una de nuestras pacientes. 

Cada paciente es única y así enfocamos nuestro trabajo hasta conseguir el embarazo con éxito.

Alfonso de la Fuente. Director Médico del Instituto Europeo de Fertilidad

Alfonso de La Fuente

Director Médico del Instituto Europeo de Fertilidad

Miembro de Sociedad Española de Fertilidad

Etiquetado como: 
Vida Sana y Fertilidad