Riesgos de la Fecundación In Vitro

Riesgos de la Fecundación In Vitro

/ Instituto Europeo de Fertilidad
¿Qué riesgos tienen la fecundación in vitro? Fecundación In Vitro (FIV) en Madrid

Fecundación in vitro (FIV): ¿Cuáles son los riesgos? 

La Fecundación In Vitro (FIV) es un método de reproducción asistida en el que el esperma de un hombre y los óvulos de una mujer se unen en el laboratorio, es decir fuera del organismo materno.

Para ello hay que estimular el desarrollo de los folículos mediante tratamiento y luego puncionarlos para extraer los ovulos . Las complicaciones con esta medicación y los procedimientos empleados son raras, pero como con todos los tratamientos médicos, conllevan ciertos riesgos.

¿Produce efectos secundarios la medicación empleada en tratamientos de Fecundación In Vitro?

Son muchos los fármacos que se emplean cuando una pareja va a realizar un tratamiento de fertilidad (fecundación in Vitro, inseminación, donación de óvulos, etc.). Por lo general, se emplean medicamentos inyectables para el desarrollo folicular o estimulación ovárica y son las llamadas gonadotropinas, que serán auto adminstradas por la paciente.

El abanico de medicación hormonal disponible es muy amplio, y será el ginecólogo especialista del Instituto Europeo de Fertilidad quien determine y prescriba la más adecuada para cada paciente dependiendo de la reserva ovárica que ésta presente, de su edad, antecedentes médicos, patologías, es decir, la medicación será diferente y personalizada.

Algunos son muy sencillos de utilizar y sin prácticamente efectos secundarios y otros más complejos y con unos efectos secundarios a menudo percibidos más intensamente, similares a los efectos hormonales del ciclo femenino o incluso del propio embarazo.

Solamente en casos muy puntuales, donde se pude producir una hiperestimulación ovárica, es decir una respuesta exagerada al tratamiento, que podría necesitar ingreso hospitalario por retención de líquidos a nivel abdominal, pleural o aumento de peso. Pero esto ocurre en una minoría de las ocasiones gracias a los controles que se realizan durante el tratamiento.

Los ginecólogos especialistas del Instituto Europeo de Fertilidad minimizaremos los efectos secundarios causados modificando la medicación o tratando el efecto secundario en sí mismo.

Los posibles efectos secundarios incluyen:

  • Hematomas y dolor leve en el sitio de la inyección.
  • Náuseas y, ocasionalmente vómitos.
  • Reacciones alérgicas temporales, como enrojecimiento o picazón en la piel en el sitio de la inyección.
  • Sensibilidad en las mamas y aumento del flujo vaginal.
  • Cambios de humor y fatiga.
  • Síndrome de hiperestimulación ovárica, excepcionalmente. Si bien esta, en la mayoría de las ocasiones es leve con síntomas como náuseas, distensión abdominal, molestias ováricas y desaparecen con la menstruación posterior al tratamiento.

¿Qué riesgos tiene la extracción de óvulos?

El mayor riesgo derivado de la punción folicular es como toda punción el de infección y hemorragia, lo cual es excepcional, dadas las estrictas medidas que se toman para que ni una ni otra ocurran.

La aspiración ovárica es una cirugía sencilla que se realiza bajo anestesia sedació intravenosa y que dura unos 15 minutos. Durante la recuperación del óvulo, utilizamos ecografía vaginal para guiar la inserción de una aguja larga y delgada a través de la vagina hacia el ovario y luego hacia cada folículo para extraer los óvulos. 

Los posibles riesgos de este procedimiento incluyen:

  • Dolor pélvico y abdominal leve: En la mayoría de los casos, el dolor desaparece en uno o dos días y se puede tratar con analgésicos.
  • Lesión en órganos cercanos a los ovarios, como la vejiga, el intestino o vasos sanguíneos: Muy raramente, las lesiones intestinales o de los vasos sanguíneos pueden requerir una cirugía de emergencia y, ocasionalmente, transfusiones de sangre.
  • Infección pélvica: Las infecciones pélvicas posteriores a la extracción de óvulos o la transferencia de embriones son poco comunes porque se administran antibióticos en el momento de la extracción del óvulo.

Puede que la anestesia dé lugar a efectos secundarios como malestar, mareos, bajada de la presión arterial o vómitos, pero esto ocurre en muy pocas ocasiones. Lo más adecuado es estar ese mismo día de reposo y no realizar grandes esfuerzos para dar tiempo al organismo a recuperarse del todo.

¿Qué riesgos tiene la transferencia de embriones?

Para realizar el Transfer o transferencia de Embriones se usa un catéter que contiene los embriones para colocarlos suavemente en el interior del útero.

Las mujeres que se someten a este procedimiento pueden sentir molestias muy leves cuando se pasa el catéter a través del cuello uterino o pueden tener manchas vaginales (sangrado leve) después.

En muy raras ocasiones, se puede desarrollar una infección, que se puede tratar con antibióticos.

A la hora de tomar la decisión de cuántos embriones hay que transferir, se deben tener en cuenta distintos factores como edad, calidad embrionaria, proyecto reproductivo personal, et casi como los riesgos que puede conllevar un embarazo múltiple.

No es fácil a veces consensuar los intereses de los pacientes que acuden a una clínica de reproducción asistida a llevar a cabo un ciclo de Fecundación in vitro y realizar una buena práctica ginecológica, pensando en conseguir un embarazo con la menor cantidad de problemas posibles. Por ello es fundamental valorar muy detenidamente los beneficios y riesgos de transferir uno o dos embriones en cada caso particular.

Cualquier gestación múltiple aumenta el riesgo de problemas durante el embarazo. Se estima en más de un tercio las gestaciones gemelares que cursan con algún problema.

  • Aborto, sangrado vaginal y en general cualquier patología de la gestación. 
  • Retraso de crecimiento intrauterino: Los niños de un embarazo múltiple tienden a crecer menos de lo que suele ser habitual en una gestación única.
  • Prematuridad: Las gestaciones gemelares tiende a adelantarse. La prematuridad hace que los niños nazcan con algunos órganos aún sin terminar de formar correctamente.

Estos problemas no siempre se pueden prever y colocan en grave riesgo a las madres que lo sufren y a sus hijos.

Cuantos más embriones se transfieren al útero, mayor es el riesgo. Su médico debe transferir la cantidad mínima de embriones necesarios para proporcionar una alta probabilidad de embarazo con el menor riesgo de embarazo múltiple.

Otros posibles riesgos son:

  • Embarazo ectópico: Se produce cuando el embrión se implanta en un lugar fuera de la cavidad uterina como en alguna de las porciones de las trompas de Falopio, canal cervical o cavidad abdominal.
  • Aborto natural: La pérdida del feto tras su implantación es algo que puede ocurrir en aproximadamente el 20% de los embarazos. Generalmente tiene lugar en las primeras semanas de gestación.