Tratamientos

Conseguir un hijo sano es el objetivo de nuestros pacientes y también el del Instituto Europeo de Fertilidad.

En condiciones normales, el ciclo sexual de la mujer hace que, dirigido por influencias neuronales y hormonales, una mujer produzca un ovocito u óvulo en cada ciclo menstrual (cada 28 días, aproximadamente).

Este ovocito crece dentro del ovario y ante un pico hormonal se libera y queda en las trompas de Falopio a la espera de ser fecundado por un espermatozoide masculino. Si se produce ese encuentro y la fecundación, el embrión se desarrolla en sus estadios iniciales y tiene que implantarse adecuadamente en el útero.

A partir de ese momento, se desencadenan una serie de mecanismos hormonales que favorecen el embarazo.

¿Qué alternativas existen cuando el embarazo no ocurre de manera espontánea?

El Instituto Europeo de fertilidad ofrece un amplio abanico de tratamientos eficaces, contando siempre con la tecnología más avanzada e innovadora, con el objetivo de alcanzar los porcentajes de éxito más elevados.