Cervicitis. ¿Qué es, cómo se diagnostica y cómo se trata?

Cervicitis. ¿Qué es, cómo se diagnostica y cómo se trata?

/ Instituto Europeo de Fertilidad
¿Qué es y qué provoca la cervicitis?

¿Qué es la cervicitis?

 La cervicitis es una afección que consiste en la inflamación del cuello del útero.

 

 La cervicitis es muy común. Afecta a más de la mitad de todas las mujeres en algún momento de su vida adulta.

 

 La mayoría de las veces, se cura con la aplicación de un tratamiento adecuado cuando se encuentra la causa.

¿Cuáles son las causas de la Cervicitis?

 La cervicitis casi siempre es causada por una infección que se adquiere durante la actividad sexual.

 

 Existen múltiples factores de riesgo que aumentan las probabilidades de padecer cervicitis, entre los que se encuentra un comportamiento sexual de alto riesgo.

 

 Las bacterias, (como los estafilococos y los estreptococos) y la proliferación excesiva de gérmenes habituales en la vagina (vaginosis bacteriana) también pueden causar cervicitis.

Por lo tanto debemos tener en cuenta los siguientes factores que son causa directa de cervicitis:

  • Alergia a espermicidas empleados como contraceptivos.
  • Alergia al látex de los preservativos.
  • Exposición química.
  • Comportamiento sexual de alto riesgo.
  • Antecedentes de infecciones de transmisión sexual.
  • Relaciones sexuales a temprana edad.

 Las principales ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual) que causan cervicitis son:

  • Clamidia.
  • Gonorrea.
  • Virus del herpes genital.
  • Virus del papiloma humano.
  • Tricomoniasis.

¿Cuáles son los síntomas de la Cervicitis?

 Los principales síntomas que nos harán sospechar que una paciente sufre de Cervicitis incluyen:

  • Picor o prurito genital
  • Sangrado vaginal anormal que ocurre después de las relaciones sexuales, después de la menopausia o entre menstruaciones. 
  • Flujo vaginal inusual que no desaparece: gris, blanco o amarillo.
  • Relaciones sexuales dolorosas.
  • Dolor vaginal.
  • Presión o pesadez en la pelvis.

 En el caso de que también se produzca una inflamación de los ligamentos que sostienen los órganos pélvicos, lo cual es muchos menos frecuente,  puede presentarse:

  • Dolor de espalda.
  • Dismenorrea (Menstruación dolorosa).
  • Amenorrea (Ausencia de menstruación).

¿Cómo se realiza el diagnóstico de la Cervicitis?

 Esta patología suele detectarse tras la realización de un examen clínico, que incluirá:

  • Inspección del flujo vaginal bajo el microscopio.
  • Citología vaginal.
  • Exámenes para gonorrea o clamidia

Pudiendo ser también visibles cambios inflamatorios, lesiones ulcerosas, deformidades o secreciones del cuello uterino.

¿Qué tratamientos existen para tratar la cervicitis?

 El tratamiento dependerá de las causas que hayan provocado esta afección.

  • Si la cervicitis se ha producido por una ETS de carácter bacteriano, ésta será tratada con los antibióticos apropiados.
  • En el caso de las infecciones por herpes, causadas por el virus del herpes simple, se emplearán antivirales.

 La hormonoterapia (con estrógeno o progesterona) se puede emplear en mujeres que hayan llegado a la menopausia y que esta cervicitis sea consecuencia de una atrofia genital.

Cuando estos tratamientos no hayan funcionado o cuando la cervicitis haya estado presente por mucho tiempo, el tratamiento puede abarcar:

  • Criocirugía: Se congela y destruye el tejido anormal en el cuello uterino.
  • Electrocauterización: Proceso en el que se calientan los tejidos con electricidad para extirpar tejidos dañinos. 
  • Terapia láser: Se emplea láser para cauterizar y eliminar el tejido dañado.