Cuidados durante el embarazo. Segundo Trimestre

Cuidados durante el embarazo. Segundo Trimestre

/ Instituto Europeo de Fertilidad
Cuidados durante el embrazo. Segundo Trimestre

Cuidados durante el embarazo. Segundo Trimestre

Durante el segundo trimestre (semanas 14 a 27), normalmente visitarás al médico una vez cada cuatro semanas, salvo que tengas algún problema o complicaciones que requieran revisiones más frecuentes.

El segundo trimestre debes empezar a cuidar más la ropa y el calzado. La ropa debe ser más holgada, sin que apriete y que permita los movimientos con facilidad. Los zapatos de tacón alto deben evitarse ya que las caídas son más frecuentes por la flexibilidad aumentada de las articulaciones. Los zapatos planos pueden producir más dolor lumbar, por lo que lo ideal son zapatos de tacón bajo y con base ancha. Los sujetadores deben adecuarse al crecimiento de las mamas y evitar los aros.

Revisaremos tu historia clínica, haciendo un seguimiento de cualquier tema que haya surgido en la última visita prenatal. El doctor te hará preguntas específicas, entre las que se incluyen las siguientes:

  • ¿Todavía tienes náuseas?
  • ¿Ya sientes los movimientos del bebé? (Y más adelante: ¿Se mueve el bebé tan a menudo como antes?).
  • ¿Has tenido alguna pérdida de líquido claro o pérdidas de sangre?
  • ¿Has sentido alguna contracción?

También querrá saber cómo te sientes en general, tanto física como emocionalmente. Recuerda que estas consultas son tu oportunidad para preguntar lo que quieras o expresar cualquier preocupación, por lo tanto, asegúrate de mencionar todo lo que te preocupe.

Revisiones durante el segundo trimestre de embarazo

Control del peso

Mantener un peso apropiado durante la gestación, incrementará tus posibilidades de tener un embarazo y un bebé sanos. Si te preguntas cuánto debes aumentar, eso dependerá de tu peso y estatura antes del embarazo, así como también de si esperas más de un bebé.

Revisión de la presión arterial y  orina

Si tienes presión arterial alta y no hay presencia de proteínas en la orina, se trata de una  hipertensión gestacional, que se debe controlar estrechamente. La presencia de proteínas en la orina puede indicar que hay una infección urinaria o, si están acompañadas de presión arterial alta, puede ser un signo de preeclampsia.

A todas las mujeres se les realiza un análisis de orina rutinario para detectar la presencia de glucosa, que puede ser consecuencia de diabetes gestacional al final del segundo trimestre. No es raro que durante el embarazo tengas una pequeña cantidad de azúcar en la orina de vez en cuando, pero si es una cantidad importante o esto sucede a menudo, el médico te pedirá un análisis de sangre para descartar diabetes del embarazo.

Escuchar el ritmo cardiaco del bebé

El ritmo cardiaco del bebé se puede captar desde la semana 10, sin embargo, es más común escucharlo por primera vez a las 12 semanas, aproximadamente. Esto dependerá de la posición del feto en el útero, tu peso y la exactitud de la fecha prevista para el parto.

Trae a tu pareja, para que puedan compartir la emoción de escuchar esta hermosa señal de la vida que habeis creado juntos.

Análisis durante el segundo trimestre de embarazo

Si eres Rh-negativo y tu pareja no lo es (o no estás segura), lo que obligara a ponerte una vacuna al principio del embarazo, revisaremos si tu cuerpo está produciendo anticuerpos anti RH.  Si los exámenes de sangre muestran que tu cuerpo está produciendo anticuerpos, se debe controlar a tu bebé para detectar problemas relacionados por el resto de tu embarazo.

Cuidados durante el segundo trimestre de embarazo

Durante este periodo del embarazo aumentan las necesidades de proteínas en la dieta.

Los pescados tienen el mismo aporte proteico que las carnes rojas pero con menor aporte energético por lo que es recomendable su ingesta al menos 2-3 veces a la semana. Deben consumirse entre 2-4 huevos a la semana.

Debe mantenerse una dieta rica en fibra, con verduras y cereales integrales, para evitar el estreñimiento. La ingesta de agua debe mantenerse entre 1,5 y 2 litros al día.

Las varices y la hinchazón de las piernas son un problema frecuente en las embarazadas y para evitarlas deben seguirse ciertas recomendaciones.

  • Es importante intentar no permanecer muchas horas de pie
  • Intentar elevar las piernas cuando esté descansando
  • Estimular la circulación sanguínea dando paseos.

Las mujeres que trabajen mucho rato sentadas deben mover las piernas con frecuencia, levantarse y andar de vez en cuando y evitar tener las piernas cruzadas para no comprimir el retorno venoso.

En las estaciones calurosas se recomienda hacer duchas frías en las piernas. Es recomendable dormir con las piernas ligeramente elevadas con un cojín para favorecer el retorno venoso. Las medias de compresión adecuadas para embarazadas son recomendables en las mujeres con tendencia a desarrollar varices.

El ejercicio físico es recomendable mientras no se realicen deportes con riesgos de caída o de impacto. La natación, el yoga, la marcha, la tonificación son algunos de los deportes más indicados. Debe evitarse la posición tumbada boca arriba para evitar mareos por compresión de la vena cava, por lo que no debe hacerse ejercicio en esta posición.

Consulta con el Instituto Europeo de Fertilidad ante los primeros síntomas de infertilidad.

Nuestra clínica y todo el equipo que la formamos, estamos comprometidos con la excelencia y el trato personalizado a cada una de nuestras pacientes. 

Cada paciente es única y así enfocamos nuestro trabajo hasta conseguir el embarazo con éxito.

Alfonso de la Fuente. Director Médico del Instituto Europeo de Fertilidad

Alfonso de La Fuente

Director Médico del Instituto Europeo de Fertilidad

Miembro de Sociedad Española de Fertilidad